Artículo

P27 - Una oportunidad de innovación para los bancos nórdicos

Publicado: marzo 17, 2019

Durante mucho tiempo, la región nórdica ha sido considerada como uno de los mercados de productos y soluciones de pago más avanzados debido a su transparente cultura de cooperación. Incluso en medio de la creciente ola de estandarización y armonización de las infraestructuras de pago en todo el mundo, los bancos nórdicos siguen estando a la cabeza con su último esfuerzo: el P27.

P27 es una iniciativa de futuro impulsada por las empresas y formulada por siete grandes bancos nórdicos para modernizar, integrar y armonizar las infraestructuras de pago nórdicas, muy fragmentadas. La iniciativa pretende fomentar una cultura de sana competencia para que los bancos nórdicos puedan ofrecer productos innovadores a sus clientes. Al igual que la iniciativa sueca Swish de 2012, no solo les permitirá competir entre ellos, sino también con los nuevos participantes en el mercado de pagos

Según un informe de Bloomberg , el P27 acelerará pronto de forma espectacular las transferencias internacionales en la región nórdica. Sin embargo, el P27 sólo creará los cimientos para la innovación; no será la infraestructura la que fomente gran parte de la innovación. Por lo tanto, se plantea la cuestión de si los bancos nórdicos están preparados para aprovechar la base reforzada para desarrollar nuevos productos y servicios en línea con los requisitos y demandas actuales de los clientes.

Aunque la innovación no puede ser opcional y debe continuar más allá del P27, las circunstancias actuales están ahogando la mentalidad innovadora en la región. Los bancos están actualmente enredados en la telaraña de las infraestructuras de pago y las normas que las rodean. Sin embargo, esto no debe servir de excusa para no innovar.

Debemos entender que la capacidad de los bancos para mantener su ventaja competitiva dependerá totalmente de su capacidad de adaptación e innovación. Si se mantiene la tendencia a la negligencia en la innovación, un tsunami de nuevos participantes (que ya han empezado a perturbar el mercado con sus productos innovadores) montados en una ola de avances tecnológicos arrebatará a los bancos grandes porciones de cuota de mercado.

Como informa Reuters, los recientes cambios regulatorios en Europa han abierto secciones del mercado a actores que tradicionalmente no formaban parte del sector, como Facebook y Amazon, lo que ha provocado una mayor competencia para los actores tradicionales. En este escenario, los bancos terminarán en una situación no tan deseable (de ser etiquetados como proveedores de infraestructura de pagos).

En conclusión, es importante acelerar los esfuerzos de innovación de acuerdo con la infraestructura disponible actualmente. El P27 debe considerarse como uno de esos viajes de transformación en curso, destinados a fomentar una competencia sana, y no como uno en el que se ha alcanzado el destino. En particular, los clientes ya dan por sentadas las infraestructuras de pago unificadas gracias a la SEPA, la transferencia instantánea de créditos SEPA y otras iniciativas similares.

Si bien es importante centrarse en la creación de una infraestructura de pagos armonizada para reforzar los cimientos, la única manera de crear nuevas fuentes de ingresos y asegurar la cuota de mercado es deleitar a los clientes con nuevos productos y servicios de pago, impulsados por la innovación.

Contenido relacionado