Artículo

NPI Coin: El uso de blockchain para verificar los datos de los proveedores sanitarios

Mejorar la precisión y controlar los costes con la incentivación

Publicado: abril 15, 2022

El sector sanitario depende de procesos elaborados y costosos para que los datos sanitarios sean puntuales y precisos. Esto es especialmente cierto en el ámbito de la verificación de proveedores. Los pacientes necesitan que las compañías de seguros médicos relacionen sus necesidades médicas con un proveedor aprobado para garantizar el pago de las reclamaciones.

Por desgracia, la verificación de los proveedores suele ser compleja, cara y propensa a errores. Sin embargo, las innovaciones en criptografía y redes de cadenas de bloques están despejando el camino hacia una verificación de proveedores más precisa y menos costosa. ¿Cómo funciona? Mediante la implantación de una red de cadenas de bloques que utiliza un token llamado NPI Coin para recompensar a los participantes en la red.

¿Por qué se llama NPI Coin? NPI significa identificador nacional de proveedores, National Provider Identifier. Al igual que un número de la Seguridad Social para el sector sanitario, un NPI es un identificador único para los proveedores médicos, las aseguradoras y los centros de compensación médica. Cada médico también tiene un NPI, lo que lo convierte en un estándar útil para verificar los datos de los proveedores en todo el ecosistema sanitario.

En las redes de blockchain, los tokens recompensan a las personas por actividades que fomentan resultados útiles. El ejemplo más reconocido es Bitcoin, que otorga monedas a los participantes de la cadena de bloques llamados mineros que despliegan recursos informáticos para cumplir los objetivos de la red.

Proponemos una NPI Coin que aplique este principio a la verificación de proveedores. NPI Coin sería un medio de intercambio que da a los usuarios de la red un fuerte incentivo para participar. Con los efectos de la red, un mayor número de participantes que se unan al ecosistema de NPI Coin impulsaría más valor con el tiempo.

Esta propuesta explora el potencial de un ecosistema NPI Coin en cuatro partes:

  • Por qué lo necesitamos: Los puntos débiles que afectan a nuestro actual sistema de verificación de proveedores.

  • Cómo ayuda NPI Coin: El potencial de una red de blockchain basada en tokens para abordar estos puntos débiles.

  • Los obstáculos para la implantación: Los obstáculos humanos y técnicos que debemos superar para lanzar NPI Coin.

  • Cómo ayuda la automatización: Los procesos y algoritmos que simplifican las complejidades inherentes a las redes de blockchain.

Antecedentes: Identificar una oportunidad de blockchain en la sanidad

NPI Coin fue una propuesta de Alok Mandal, vicepresidente de tecnología de un importante integrador de sistemas informáticos de Estados Unidos que ayuda a sus clientes a desarrollar soluciones de blockchain. Mandal también es un profesional de blockchain certificado por el MIT con muchos años de experiencia en la implementación de tecnologías sanitarias. Aprovechó esta experiencia en un curso reciente del MIT sobre la cadena de bloques en el que se pedía a los estudiantes que trazaran casos de uso en el mundo real para las tecnologías de cadena de bloques.

Mandal propuso utilizar blockchain para confirmar la exactitud de un subconjunto específico de datos sanitarios. Mandal necesitaba una propuesta realista, ya que no podía encargarse de verificar todos los datos médicos del vasto sector sanitario de Estados Unidos, donde el gasto de 4,1 billones de dólares representa casi una quinta parte del producto interior bruto estadounidense.

En cambio, se centró en una parte del reto: la verificación de los datos de los proveedores. Los proveedores son los médicos, los hospitales y las empresas sanitarias que diagnostican y tratan lesiones y enfermedades y realizan transacciones con las compañías de seguros médicos (también llamadas financiadoras) y los pacientes (también llamados miembros de las empresas financiadoras).

La confirmación de la exactitud de los datos de los proveedores es una fuente constante de fricciones. Los datos de los proveedores cambian con frecuencia porque los médicos añaden certificaciones, cambian de empleador, cambian sus nombres legales, etc. Estos cambios pueden provocar problemas que se extienden por todo el ecosistema sanitario.

La idea de Mandal: ¿Por qué no utilizar las redes de cadenas de bloques y los tokens para eliminar esta fricción?

Parte 1: Previsión de una solución de cadena de bloques para la verificación de proveedores

En la sanidad estadounidense, los financiadores deben gestionar los contratos con los proveedores y mantener toda la información de los proveedores exacta y actualizada. Las reclamaciones se liquidan y concilian a través de un proceso costoso y altamente regulado llamado verificación de la fuente primaria (PSV).

"Toda organización financiadora necesita desplegar la PSV para validar que los pacientes visitan a los proveedores adecuados", explica Mandal. La PSV también ayuda a los financiadores a identificar el fraude, el despilfarro y el abuso.

Aunque el PSV es esencial, también está plagado de dificultades que inspiraron a Mandal a idear la solución NPI Coin. "La información de los proveedores suele quedar obsoleta", explica Mandal. "Digamos, por ejemplo, que un médico cambia de consulta, abre una nueva sucursal o se une a otro grupo de práctica. ¿Qué pasa si esa actualización de datos no llega a todas las diferentes compañías de seguros que utilizan sus pacientes?"

En demasiadas ocasiones, los datos obsoletos hacen que los financiadores rechacen reclamaciones legítimas, enfadando a los afiliados y dañando la reputación de los financiadores. El simple error humano añade otra capa de inexactitud. Pueden introducirse direcciones incorrectas o nombres de proveedores mal escritos. Además, los datos pueden almacenarse en múltiples formatos y ubicaciones, lo que aumenta las probabilidades de que se produzcan incoherencias en los PSV. 

La verificación de proveedores es una perspectiva cara. "Las compañías de seguros gastan millones y millones de dólares cada año" para que la PSV funcione, dice Mandal. Los terceros especializados en PSV imponen costes en cada transacción.

El PSV es costoso debido a su complejidad y redundancia. La verificación debe realizarse en múltiples lugares, lo que requiere soluciones humanas y técnicas sofisticadas y a menudo intrincadas. Múltiples proveedores y financiadores suelen realizar verificaciones idénticas, lo que crea ineficiencias que inflan el coste de la actividad.

El PSV es un proceso sólido, pero aún no puede garantizar que todas las fuentes de datos de los proveedores sean oportunas y objetivamente correctas. Las inexactitudes y los altos costes persisten, según Mandal, porque los proveedores carecen de incentivos lo suficientemente fuertes como para superarlos.

Aquí es donde entran en juego NPI Coin y blockchain.

Parte 2: Utilizar NPI Coin para solucionar los problemas de verificación de proveedores

Empecemos con un rápido repaso a las tecnologías de cadena de bloques. Las bases de datos de las cadenas de bloques albergan bloques permanentes e inmutables que son extremadamente difíciles de borrar o modificar. Cualquier revisión de un bloque se une digitalmente al original, de ahí el término blockchain.

Cada bloque de la cadena se cifra y se almacena en un libro de contabilidad distribuido a todos los usuarios de la red de cadenas de bloques. Todos los miembros del libro de contabilidad deben aprobar las revisiones de los bloques, lo que supone un enorme obstáculo para los hackers y otros alborotadores.

Bitcoin, el caso de uso de blockchain más famoso, está estructurado para fomentar la participación en la red. La gente pone recursos informáticos a trabajar realizando cálculos complejos que hacen posible la red Bitcoin. Los mineros ganan bitcoins por completar estos cálculos, lo que les anima a minar aún más.

NPI Coin emularía estos incentivos, dando al sector sanitario un motivo monetario para participar en el sistema.

Una red de blockchain y una moneda NPI podrían subsanar las deficiencias de las actuales prácticas de verificación gracias a:

  • Alineación de incentivos. Las NPI Coins recompensarían a los usuarios de la red, lo que significa que todos los que realizan negocios en la blockchain ganan NPI Coins. Las monedas pueden ser un medio de intercambio o convertirse en dinero convencional. Esto une a los usuarios en un objetivo común.

  • Inmutabilidad. Un documento o un dato se crea una vez y no puede copiarse ni borrarse. Los datos solo pueden añadirse al registro original.

  • Oportunidad. La nueva información se propaga rápidamente en un ecosistema de red distribuida, lo que evita que los datos se vuelvan obsoletos.

  • Seguridad. El cifrado y el marco de la cadena de bloques subyacente disuaden a los adversarios de filtrar los datos.

  • Estandarización. Todo el mundo en una red común de blockchain utiliza una tecnología similar, evitando redundancias e ineficiencias.

  • Economía. Los gastos del PSV pueden ser mucho menores porque los datos inmutables de la blockchain no requieren una costosa verificación por parte de terceros. Una vez que los datos se almacenan en la blockchain, son los mismos para cada persona que utiliza la red.

  • Precisión. Estas fuerzas convergen para reducir la probabilidad de error humano.

"Virtusa ayuda a algunos de los mayores financiadores de Estados Unidos a utilizar las tecnologías de gestión del ciclo de vida del proveedor, o PLM, para mantener los datos de sus proveedores actualizados", dice Mandal. "Incluso con PLM, hay un montón de oportunidades para aportar eficiencia en los costes. Esta solución blockchain puede resolver muchas de ellas".

Por supuesto, NPI Coin debe superar una serie de obstáculos antes de hacerse realidad.

Parte 3: Afrontar los retos de NPI Coin

Con NPI Coin, los datos del proveedor serían siempre precisos y puntuales. Las compañías de seguros podrían evitar pagar para "recertificar" los datos del proveedor, lo que cuesta una media de 100 dólares por cada recertificación, explica Mandal. Ya no habría datos obsoletos que dificultaran las reclamaciones de los pacientes.

"Es una situación en la que todos ganan", dice Mandal.

A pesar de todas las ventajas potenciales de NPI Coin, su adopción requerirá que la industria médica se enfrente a profundos retos humanos y técnicos.

Uno de los mayores problemas humanos es la ingeniería de incentivos. Bitcoin se convirtió en un ejemplo notorio de este fenómeno cuando empezó a atraer a mineros de todo el mundo. Los costes energéticos de sus tareas de computación se dispararon, con demandas de electricidad que rivalizan con el consumo de países pequeños.

Afortunadamente, no todas las tecnologías blockchain requieren un gasto energético tan masivo. Los usuarios de NPI Coin no minan nada, por ejemplo. "Simplemente entran en el libro contable de la blockchain y se certifican", explica Mandal. "Esa certificación tendría su propia firma digital. Una vez establecida, pasan a formar parte de todo el ecosistema".

En la propuesta de Mandal, NPI Coin emplearía las tecnologías de Ethereum, que utilizan contratos inteligentes para regular las transacciones y conceder monedas a quienes realizan negocios en la red. Una vez que esta red esté plenamente establecida, la metodología de NPI Coin podría extenderse a la tramitación de las reclamaciones sanitarias, pudiendo desembolsarlas en NPI Coins.

Por supuesto, la implantación de NPI Coin plantearía una serie de retos tecnológicos, entre ellos:

  • Aprovisionamiento de hardware. Aunque NPI Coin evite los problemas energéticos que afectan a las redes de bitcoin, blockchain puede ser un gran consumidor de recursos informáticos. Estos costes deben considerarse cuidadosamente.

  • Desarrollo de software. Las cadenas de bloques están diseñadas para realizar transacciones de forma lenta con el fin de proteger los datos de la red. Las aplicaciones de las cadenas de bloques deben estar diseñadas para sortear este tipo de cuellos de botella.

  • Gestión de la complejidad. La cadena de bloques es intrínsecamente compleja. En el enrevesado entorno sanitario, una mayor complejidad es una perspectiva desalentadora.

  • Alineación normativa. La red tendría que ajustarse a la normativa vigente sobre privacidad y protección de datos y ser lo suficientemente flexible como para seguir el ritmo de la evolución de la legislación.

Es cierto que la gestión del cambio para adoptar NPI Coin no será fácil, reconoce Mandal. Es probable que los financiadores, los afiliados y los proveedores se resistan a la nueva tecnología porque no están familiarizados con sus ventajas.

De estos tres públicos, Mandal ve el mayor potencial en los financiadores: "El punto de partida tiene que ser una de las compañías de seguros, que tiene todas las conexiones adecuadas para hacer que esta cadena de bloques funcione, porque la red es la clave", sugiere.

Blockchain es como cualquier red tecnológica: se vuelve más potente a medida que más gente la utiliza. Si un integrador de sistemas como Virtusa tuvo éxito con una NPI Coin en una compañía de seguros, podría aplicar ese modelo con otras aseguradoras. A medida que las aseguradoras adopten el valor de la red, podrán invitar a sus miembros a participar también. 

"Si no se dispone de la red adecuada, el concepto de blockchain no funcionará", advierte Mandal. Sin embargo, si se consigue la red adecuada, el concepto podría aplicarse a las redes sanitarias de todo el mundo, afirma.

Imaginar una NPI Coin global es ambicioso, dado que la tecnología existe principalmente en papel. Convertir NPI Coin en un prototipo funcional es mucho más realista, gracias a los avances en la automatización.

Parte 4: Utilizar la automatización para optimizar el NPI Coin

La automatización y los algoritmos de aprendizaje serán fundamentales para la eficacia de NPI Coin. Esto adoptará tres formas:

  • Automatización de procesos repetitivos. Los scripts avanzados pueden automatizar procesos complejos que, de otro modo, requerirían la intervención humana. Por ejemplo, cuando los proveedores actualizan sus datos, los flujos de trabajo inteligentes perpetúan automáticamente el cambio en toda la red de NPI Coins.

  • Procesamiento del lenguaje natural. Los algoritmos de aprendizaje pueden escanear el texto de los historiales médicos y lanzar automáticamente la secuencia adecuada de procesos para actualizar la red de blockchain. Por ejemplo, los médicos podrían actualizar los datos de las certificaciones a través de una interfaz de voz que entienda el contexto de sus declaraciones. El análisis de sentimientos puede utilizarse para averiguar qué le gusta a la gente y evitar comportamientos que desencadenen quejas.

  • Aprendizaje automático. Los algoritmos pueden escanear volúmenes masivos de datos para encontrar ineficiencias, predecir resultados probables y racionalizar las experiencias de los usuarios. El conocimiento de los datos también utilizaría la IA para detectar fraudes, despilfarros y abusos.

Un entramado de bots, scripts y algoritmos tendría que conectar a los proveedores con la cadena de bloques y mantenerla permanentemente actualizada. "Tenemos que integrar esta automatización en todo el ecosistema de proveedores", afirma Mandal.

Conclusión: Aprovechar el potencial de NPI Coin 

Queda una pregunta sobre NPI Coin: ¿quién construiría esta red de blockchain y orquestaría la automatización necesaria para implementarla?

NPI Coin se basa en una tecnología ampliamente disponible que incluye IA/ML, automatización de procesos repetitivos y aprendizaje automático. El desarrollo de NPI Coin requerirá muy probablemente que los financiadores sanitarios se asocien con proveedores de tecnología que estén comprometidos con el potencial de la moneda. El socio tecnológico debe cumplir tres requisitos básicos: amplia experiencia en automatización avanzada, un historial actual de entrega de soluciones de blockchain y una cartera de clientes en el sector de los financiadores. 

La explosión de los costes de la sanidad y la extrema dificultad de control de los costes dan a los proveedores médicos un fuerte incentivo para explorar alternativas prácticas. NPI Coin, construida sobre una robusta red de cadenas de bloques, puede ser el medio para lograrlo. Aunque no es una tarea fácil, dada la abundancia de serios desafíos que hay que superar, las recompensas superarán con creces los riesgos.

Alok Mandal

Alok Mandal

Vicepresidente, Jefe de práctica de DPA para Sanidad y Ciencias de la Vida

Alok dirige el grupo de soluciones de automatización de procesos digitales (DPA) para el segmento de la sanidad y las ciencias de la vida en Virtusa.

Es un consumado profesional de la arquitectura empresarial con experiencia en el desarrollo de soluciones empresariales que comprenden DPA, BPM, CRM, componentes de integración y análisis de datos (incluidos los modelos predictivos y adaptativos). Encabeza iniciativas de soluciones DPA clave que se implementan en línea con las tendencias de la industria y las estrategias de salida al mercado.

Contenido relacionado