Artículo

CloudOps: Una práctica para preparar su organización para el futuro

Brian Castle
Publicado: octubre 20, 2022

En general, los procesos y las tecnologías que se utilizan para realizar operaciones de TI en las instalaciones locales no se trasladan de forma consistente a las necesidades únicas de la nube. Sin embargo, con la computación en nube eclipsando la tecnología moderna, una sólida práctica de gestión de la nube se ha convertido en algo crucial para el éxito y la productividad de las empresas. CloudOps, u operaciones en la nube, es la práctica de automatizar la prestación de software, la gestión de aplicaciones y la gestión de servidores directamente desde la nube.

CloudOps transforma las políticas y metodologías operativas tradicionales de TI con la expansibilidad, la elasticidad y la naturaleza acelerada de la computación en nube. Además, CloudOps adopta una estrategia más ágil para las operaciones, utilizando procesos para impulsar la automatización y la orquestación con la flexibilidad de la computación en la nube.

¿Cómo funciona CloudOps?

CloudOps utiliza los principios de ITOps (operaciones de TI) y DevOps aplicados a una arquitectura basada en la nube para mejorar y acelerar los procesos empresariales. El objetivo principal de CloudOps es eliminar el tiempo de inactividad de la computación en la nube y hacer cumplir las operaciones en curso. CloudOps es también una extensión de DevOps – utiliza herramientas de computación en la nube en lugar de servidores de red locales y realiza la transición de las operaciones continuas (habilitadas por DevOps) a la nube.

CloudOps puede ayudar a fomentar y utilizar más soluciones en la nube en una organización. Las empresas que utilizan con regularidad y eficacia los servicios en la nube son, sin duda, más innovadoras y pueden producir un servicio y unas soluciones más rápidas para sus consumidores; además, las empresas que aprovechan adecuadamente las CloudOps pueden lograr una mejor gestión y presupuestación financiera de sus servicios en la nube.

Al incorporar CloudOps a la estructura de su empresa, estará unificando las funciones de construcción, operación, supervisión y gestión de la entrega de aplicaciones web en la nube. 

Los beneficios de CloudOps incluyen:

  • Rentabilidad – Los servicios en la nube suelen seguir planes de precios de pago por uso, por lo que solo pagará por lo (poco o mucho) que utilice. Las empresas que migran a la nube pueden eliminar los costes inmobiliarios, de servicios públicos y de actualización que supone el mantenimiento de una infraestructura física de centro de datos. CloudOps también se alinea con FinOps, que es la práctica de controlar y gestionar los costes financieros de la nube. 
  • Expansibilidad - Las trayectorias de crecimiento a corto y largo plazo pueden cumplirse con aumentos de capacidad instantáneos. Además, se pueden complementar en tiempo real los complementos virtuales o físicos de los equipos o del almacenamiento con solo pulsar un botón.
  • Automatización: A través de la nube, las tareas rutinarias de aprovisionamiento, como la supervisión y la generación de informes, pueden optimizarse mediante una automatización acelerada.
  • Operaciones continuas – La infraestructura basada en la nube permite realizar actualizaciones de software y conductas de mantenimiento eficientes sin las molestias de alteraciones o interrupciones del servicio.
  • Seguridad mejorada – Lo ideal es que los proveedores de servicios en la nube incorporen las soluciones de ciberseguridad más avanzadas y ofrezcan supervisión de amenazas las 24 horas del día para evitar la ciberdelincuencia y las infiltraciones.

Cómo elegir la solución adecuada para habilitar CloudOps

Estos son algunos indicadores clave que una empresa debería buscar en una solución CloudOps:

  • Gobernanza operativa basada en reglas utilizando la automatización y la orquestación
  • Plantillas de automatización preconfiguradas (listas para usar) y personalizadas
  • Capacidades multinube para el aprovisionamiento de recursos
  • Catálogos de autoservicio
  • Detección de anomalías operativas y análisis de tendencias
  • La capacidad de integración con los sistemas ITSM para la gestión de incidencias y CMDB para el inventario de activos
  • En conjunto, estos indicadores deberían indicar una plataforma segura con procesos de identidad robustos (integración AD/LDAP y control de acceso basado en funciones).

Conclusión

Para muchas organizaciones, CloudOps está sustituyendo rápidamente la presencia de los centros de operaciones de red (NOC) físicos, especialmente a medida que cada vez más operaciones de TI pasan de lo material a la nube. La razón es sencilla: Un entorno sólido de CloudOps es más ágil, permite un mayor uso de las soluciones en la nube y produce un servicio y soluciones más rápidos para los clientes. Al aprovechar CloudOps, las empresas pueden gestionar y presupuestar sus servicios en la nube de forma más eficaz. En general, CloudOps crea una unidad cultural de operaciones, supervisión, gestión y creación de la entrega de aplicaciones web, todo ello en la nube.

Virtusa vGovern es una plataforma de gestión independiente multinube que proporciona a las empresas una visibilidad unificada de FinOps, SecOps, CloudOps y AIOps desde un único panel integrado. Con características como la automatización y la orquestación basadas en reglas, vGovern gestiona los entornos en la nube de los clientes de manera ágil y continua, y permite a los clientes gestionar sus recursos en la nube con diversos proveedores de nube.

Póngase en contacto con nosotros para obtener más información sobre cómo vGovern puede elevar su práctica de CloudOps.

Soluciones en la nube para servicios financieros

Descubra cómo Virtusa está conectando a los bancos y a los clientes con el poder de la Nube para Servicios Financieros.

Contenido relacionado